Blog gratis
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
 
 
Teatro Cimarron.blog
Blog de albertocurbelo
17 de Marzo, 2019 · Críticas

Asere: radiografía psicosocial de la marginalidad

Asere   

Por Jesús Dueñas Becerra

 Asere, de Alberto Curbelo, es el título del estreno mundial que, dedicado a la memoria del maestro Abelardo Estorino (1925-2013), Teatro Cimarrón llevara a las tablas de la capitalina sala El Sótano.

Dicha obra podría caracterizarse como una tragicomedia, con versos de la multilaureada poetisa y ensayista Dulce María Loynaz  y música de grandes intérpretes de la cancionística cubana contemporánea, así como ritmos genuinamente caribeños que le aportan a ese contexto dramatúrgico un especial «sabor criollo», y dirección artística del propio autor. Los papeles protagónicos fueron interpretados por el actor Julio Marín (Asere), y las actrices Mercedes Hernández (India) y Mercedes Ramos (Siguaraya). El resto del elenco artístico estuvo integrado por Eudy Leslie (Nagüe, perro Cadejo, Éggun), Grabiel Colarte (el travesti Turquesa, perro Caronte, Eggun), Ianalay Rivera (Sabrosura, Yemayá, Éggun) Leosbel Rodríguez (Negro Atila, Eggun, Piedra, perro de Siguaraya) e Ingrid Quevedo (Bemba suelta, Maleza, Éggun).  

En la trama interactúan seres humanos estrechamente unidos entre sí por la pésima conducta moral y social que los identifica en escena, canes, orichas africanos y espíritus malignos, mientras que la acción dramática  se desarrolla en un cuartucho citadino, donde reside Asere, un ex convicto que cumplió sanción penal por haber incurrido en un hecho de sangre. Con un comportamiento psicosocial signado por el machismo y la marginalidad, se ganaba la vida como proxeneta y tenía dos «jineteras» (prostitutas) que comercializaban el cuerpo y el alma para mantenerlo: la India y Sabrosona, quienes se disputaban los favores sexuales del apuesto chulo de barrio.

Sin embargo, el susodicho sueña con irse del país para convertirse en un jugador de las grandes ligas del beisbol norteamericano para que —más temprano que tarde— su nombre fuera inscrito en el hall de la fama de los más ilustres jugadores de nuestro deporte nacional.

Ese era su objetivo fundamental: irse en una lancha o en una balsa y emprender una «nueva vida» en el american way of life, el paraíso de los tontos y entontecidos que sueñan despiertos con que los dólares les caerán del cielo por el solo hecho de arribar —como fuere— a las costas de la nación norteña. Para lograrlo invoca a las deidades africanas, sobre todo a Yemayá, para que lo ayude a cruzar el Estrecho de la Florida; barrera marítima que lo separa del idílico mundo adonde anhela llegar un día para establecerse y llegar a ser alguien (¿?), según él, y no el chofer que era en la Ciudad de las Columnas.

En la lucha por la materialización de ese sueño, hay críticas a la discriminación de que es objeto por haber estado en prisión, chispazos de hilaridad que generan la risa en el auditorio, así como alusiones directas a la situación socio-económica que atraviesa el país como consecuencia del influjo de factores internos y externos que conspiran contra el normal desarrollo de nuestra sociedad, imperfecta pero perfectible.

Sin embargo, la India no quiere perder a su hombre y apela a Siguaraya, una «bruja» senil que cree estar poseída por el espíritu de la Premio Cervantes de Literatura 1992, y se hace acompañar por los perros Cadejo y Piedra, para que lo «amarre» con un «buen trabajo» de brujería. La obsesión de detener a su lado a Asere está simbolizada en la escenografía, donde se puede apreciar la pintura de una avecilla encerrada en una jaula de la que no puede salir.

A pesar de toda suerte de «hechizos» y «conjuros», preparados por la vieja bruja, quien también aspira a tener una aventura erótica con el proxeneta, Asere quiere marcharse de la mayor isla de las Antillas… a como dé lugar, pero la India adopta una drástica decisión: antes que perderlo, prefiere matarlo. Mientras él agoniza, logra ultimar a la amante con un objeto contundente (bate), y al parecer, la obra acaba en tragedia. Pero, en ese momento de suspense, hacen su aparición en el proscenio un travesti (personaje que no falta en el teatro, la televisión y la cinematografía insulares), y un joven «perdido» en las tortuosas calles habaneras. De ese encuentro ¿fortuito?, surge una relación homoerótica (incluido un desnudo, artísticamente disimulado a través de un ingenioso juego de luces que, al envolver el cuerpo del actor en la semioscuridad de la noche, cubrían su total desnudez).

Por lo tanto, la tragedia deviene una fiesta con todas las de la ley. Al propio tiempo, se proyectó en una pantalla lateral, habilitada al efecto, un conjunto de imágenes visuales, donde personas de los dos sexos claman por el respeto a la diversidad de todo tipo y a la igualdad entre los seres humanos.

Por último, habría que destacar el magnífico desempeño artístico-profesional de los actores y actrices, así como la versatilidad que los distingue en escena, ya que, tanto los que interpretaron papeles protagónicos como secundarios, no solo tuvieron que actuar, sino también bailar y cantar. Por otra parte, poseen un dominio indiscutible de la técnica dramatúrgica (incluidos el lenguaje verbal y gestual), y hacen un uso exacto y preciso de las palabras mal sonantes, empleadas solo cuando el guión lo exigía.

Estoy seguro de que los asistentes al estreno mundial de Asere por Teatro Cimarrón, no les quedó la más mínima duda de que esa obra constituye una emotiva evocación a la memoria de Abelardo Estorino, ese gigante del teatro cubano de todas las épocas y todos los tiempos.

  

Cuba Literaria, 25 de marzo de 2014

Palabras claves , , , , ,
publicado por albertocurbelo a las 19:32 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

Alberto Curbelo Mezquida

Teatro, literatura, cine, artes plasticas, danza, naturaleza

» Ver perfil


Calendario
Ver mes anterior Mayo 2019 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031

Buscador
Blog   Web

Nube de tags  [?]

Secciones
» Inicio

Tópicos
» Acotaciones (6)
» Alberto Curbelo (25)
» BarrioCuento (12)
» Cartas (4)
» Cimarrones (5)
» Críticas (69)
» Distinción Calibán (7)
» Entrevistas (20)
» Eventos (7)
» Libros (2)
» Notas al programa (2)
» Obras de Alberto Curbelo (0)
» Poemas de Alberto Curbelo (18)
» Premio Juan Candela (0)
» Premio Mackandal (1)
» Premios de Teatro Cimarrón (7)
» Puestas en Escena (1)
» Teatro Cimarrón (14)

Enlaces

FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad