Blog gratis
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Teatro Cimarron.blog
Blog de albertocurbelo
09 de Febrero, 2019 · Críticas

Teatro del absurdo

Quiquiribú Mandinga

 

Por Jorge Rivas Rodríguez

Cuando Eugenio Hernández Espinosa escribió la pieza teatral en un solo acto titulada Quiquiribú Mandinga, quizás lo hizo con dos elementales propósitos: poner a duras pruebas de desempeño artístico a los acores y al director que asumiría su representación escénica; y someter al público al enfrentamiento de una obra que, aunque insertada dentro de su reconocido teatro popular (María Antonia, Mi socio Manolo, Emelina Cundiamor…) se sustenta en otros presupuestos poco recurrentes en el conjunto de la obra de este multilaureado dramaturgo y director teatral.

Quiquiribú…, recientemente estrenada en el Cine teatro City Hall (sede del grupo Teatro Caribeño, que dirige Espinosa) por el grupo Teatro Cimarrón, es un texto complejo, cuya estructura es difícil definir dentro de un género determinado.

En primer término porque sobre la base de elementos esencialmente característicos del teatro del absurdo, Hernández Espinosa recrea situaciones propias de la vida del cubano ─del clásico criollo extraído del ajiaco de Fernando Ortiz─, para, en un tiempo cualquiera de la contemporaneidad, recrear un ambiente lúdico, de choteo, de ensoñación y realidad, al punto de derivar el discurso escénico, en el que también intervienen el drama y la comedia, hacia un divertimento que, a fin de cuentas, no es más que una mirada reflexivas y crítica hacia los más enjundiosos sentimientos y actitudes del hombre ante la vida.

Tres hermanos: Él (Ángel Ramírez Lahera), Ella (Estrella Borbón) y la Otra (Monse Duany) ─este último también asumido por Leyanis silva, que alterna─ mantiene el equilibrio de la puesta durante aproximadamente una hora y media de duración. El contrapunteo de sus diálogos devela ante el espectador la omnipresencia de un padre (Quiquiribú Mandinga) que rige sus vidas en concordancia con cánones muy personales y rígidos sobre la moral, la familia y la sociedad. De tal modo, la exposición de la obra transita desde el necesario deseo del amor y el sexo, hasta las miserias, simulaciones, el miedo y la temible represión paternal.

Curbelo, con la asesoría de Eberto García Abreu, en su trabajo de dirección artística, logra captar la esencia de los presupuestos dramatúrgicos de Quiquiribú…: descifrar los misterios, interioridades y contradicciones de los tres hermanos; decirlo todo ─ y mucho más que queda sugerido─ mediante una intensa estructuración teatral que se vale de refranes, dicharachos, pautas musicales (de la rumba La negra Tomasa se toma el título de la pieza) y de otros elementos extraídos del rico universo de valores espirituales que definen la idiosincrasia yla cultura cubanas, y que nutren toda la producción teatral de Espinosa.

Con eminente sentido lúdico, aspecto en el que hay una eficaz apoyatura en las coreografías (Olga Hernández) inspiradas en el folklore y la música popular de la Isla, sin perder la atención del auditorio, el director de la puesta logra dibujar sobre el escenario la existencia humana, con sus bonanzas y crueldades, sus alegrías y tristezas. Como símbolo «del hombre enjaulado en su entorno» en el diseño escenográfico (a cargo del propio Curbelo) aparecen varias aves en cautiverio, entre ellas el gorrión, con su «canto de silencio, de lo que no se oye y se siente».

De la escenografía, más bien discreta y en correspondencia con el diseño de los personajes ─gentes de pueblo humilde─ y sus vestuarios (Nazario Salazar, también diseñador de las máscaras, llama la atención la reproducción, en grandes dimensiones y a modo de telón de fondo, de una obra pictórica de Roger Águila tomada de la  Revista Revolución y Cultura. El resto, además de la utilería, se inscribe dentro de esa controvertida propensión de Teatro Cimarrón hacia la apropiación y el reciclaje, amén de la loable austeridad y el ahorro de recursos de sus producciones.

El diseño de las luces (Arnaldo Díaz) no aspira a grandes pretensiones, más bien es funcional y en ese sentido apoya el espectáculo en su proyección estética, aspecto que, por otra parte, favorece la puesta en escena en otras plazas, al aire libre y con la luz solar, premisa que Curbelo (Patakín de una Muñeca Negra, Noticias del Imperio, El Príncipe Pescado…) siempre ha temido en cuenta en sus producciones como director artístico y general de Teatro Cimarrón.

 La excelente dirección de actores, su organicidad y seguridad en el desempeño de cada uno de los personajes propician ese limpio ejercicio que constituye, en el conjunto, el fuerte de la escenificación: Quiquiribú… es, ante todo, un teatro de movimiento, de ritmo, confrontación y  alto nivel interpretativo, aunque Ángel Ramírez pierde en ocasiones autenticidad al reiterar poses y gestos que palidecen su labor frente al magisterio de la Borbón y la Duany, las que hacen derroche de sus histrionismos sobre el escenario.

Tanto por la parte de su texto como por la representación de Teatro Cimarrón, esta pieza podría titularse de cualquiera de una de estas otras formas: Quiquiribú rumba, Quiquiribú tambor, Quiquiribú mulato, Quiquiribú Oricha, Quiquiribú  Cuba… porque es un teatro puramente nacional y caribeño, concebido para jóvenes y adultos. Disfrutar de su puesta nos permite el necesario reconocimiento de ese «otro yo» que llevamos dentro y que a veces ignoramos: allí radica su universalidad.

 

 

Trabajadores   

Palabras claves, , , , ,
publicado por albertocurbelo a las 12:35 · Sin comentarios ·  Recomendar
 
Más sobre este tema · Participar
Comentarios (0) · Enviar comentario
Enviar comentario
Nombre:
E-Mail (no será publicado):
Sitio Web (opcional):
Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagenEscriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
imgSobre mí
FOTO

Alberto Curbelo Mezquida

Teatro, literatura, cine, artes plasticas, danza, naturaleza

» Ver perfil

imgCalendario
Ver mes anteriorFebrero 2019Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728
imgBuscador
Blog  Web
imgNube de tags [ ? ]
imgSecciones
» Inicio
imgTópicos
» Cartas (3)
» Cimarrones (1)
» Críticas (51)
» Entrevistas (17)
» Libros (1)
imgEnlaces
 
FULLServices Network | Blogs | Privacidad